[Libro] Divergente - Veronica Roth


En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes).
En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas.
Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia... y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella.



¿Más de esta saga? Reseñas de Insurgente y Leal

En Divergente se nos presenta un futuro ¿utópico? en dónde la sociedad, luego de atravesar una serie de terribles guerras, se encuentra en un punto de tranquilidad y organización cuasi perturbador. 

Resulta que después de comprobar que la humanidad estaba en caída libre se decide instaurar un régimen que divida toda la sociedad en cinco facciones específicas que, teóricamente, se encargarían de mantener la paz y el equilibrio en el mundo. Estas facciones representan cuatro atributos, en esencia, positivos, que son los que deben reflejarse en todos sus miembros. Las facciones son: Verdad (sin pelos en la lengua), Abnegación (tan generosos que empalaga), Osadía (no le tienen miedo ni a la madre con la chancleta en la mano), Cordialidad (los hippies) y Erudición (los nerds del curso).


Nuestra protagonista, Tris (linda-pero-sin-saberlo), es una abnegación que nació y se crió en esta facción. Pero, al igual que todos los jóvenes que llegan a la edad de 16, le toca el momento de elegir su VERDADERA facción. Porque claro, esto no es al boleo, a uno se le asigna su facción luego de atravesar un proceso muy meticuloso en dónde te analizan para saber que atributo de entre los cuatro predomina en tu personalidad. Y luego, queda en cada uno de los iniciados el elegir si siguen en su facción de nacimiento, junto a su familia, o si siguen su vocación hacia otra facción. Al ser un esquema tan pulcro está mal visto que los jóvenes cambien de facción y, si esto se llega a dar, es sinónimo de vergüenza para los familiares y, sin ir más lejos, la facción entera.

Es por esto que, tanto Tris como todos sus compañeros, están que sudan de los nervios cuando les llega el día de hacer la prueba que definirá su destino.

Lo fascinante sobre todo este asunto es poder ver cómo, dentro de toda esta concepción de “sociedad perfecta” sigue existiendo corrupción y enemistades (por ejemplo, entre facciones). Y como, a pesar de jactarse de representar atributos humanos positivos, se sigue oprimiendo a los débiles y presionando a los jóvenes a encajar dentro de los esquemas dispuestos para ellos.

Siguiendo con nuestra protagonista, descubrimos que durante su prueba algo anda mal. Los resultados no son terminantes. Tris muestra respuestas que pueden ser interpretadas como más de una facción (creo que Abnegación, Osadía y Erudición), no una en específico. La profesional encargada de monitorear sus respuestas le susurra la palabra “divergente” y le ordena terminantemente que no diga nada a nadie sobre sus resultados. Así es que su prueba figura con el resultado de “Abnegación”, como corresponde.

Aun así, Tris sabe dentro suyo que ella no pertenece a ese lugar. Así que en el momento de hacer su elección elige Osadía. Porque le pintó.

Y así empieza todo. A lo largo del libro vamos a seguir a Tris como una novicia de Osadía, en dónde tendrá que atravesar duras pruebas de destreza física y mental, algo completamente nuevo y ajeno a ella. Y en este proceso, quizás sin darse cuenta, también iniciará su búsqueda de un lugar al que pertenecer, de personas que la comprendan. Pero sobre todo, se enfrentará a descubrir la verdad sobre sí misma.

Como ya sabemos Tris es especial, pero nadie puede saberlo. ¿Podrá su lado divergente mantenerse al margen? ¿Qué significa exactamente ser divergente? ¿Y por qué es tan importante mantenerlo en secreto?

Sin duda todas estas preguntas se van respondiendo a medida que se avanza en la trama. Y descubrimos, no solo que todo tiene su razón de ser, sino que muchas cosas no son lo que parecen.

En medio de un enredo entre crisis existenciales, amoríos adolescentes y brutales pruebas Tris se verá arrastrada dentro de una conspiración mucho más grande de lo que puede imaginarse y deberá descubrir quién es realmente para poder proteger a sus seres queridos.

Es una historia bellísima y cruda a la vez. Con un desarrollo sutil que fluye de manera perfecta. Desde el crecimiento y reconocimiento personal de nuestra protagonista, hasta las relaciones que se va forjando (Estoy hablando de Cuatro y su cachengue, vamos).

El asunto viene cuando todo se va desmoronando hacia el final. Si bien me gustó el giro que tomaron las cosas me pareció todo un poco brusco y tirado de los pelos…
Pero bueno, no spoilers. 

Es una buena lectura, la recomiendo muuuucho.

Mi calificación:

Share this:

,

CONVERSATION

0 comentarios:

Post a Comment